Tratamiento para el TOC

Técnica de Terapia de Exposición con Prevención de respuesta, EPR

Es el tratamiento de primera elección para tratar el TOC.

¿Y en qué consiste la EPR?

La terapia de Exposición con Prevención de Respuesta consiste en exponernos y enfrentarnos a un estimulo de forma voluntaria; Este estimulo puede ser un pensamiento, puede ser una sensación, incluso un estimulo físico, por lo tanto no vamos a ir poco enfrentando a través de una serie de técnicas y recursos cómo la exposición al pensamiento o la exposición en imaginación que son tipos de terapia de exposición.

El fundamento principal de la terapia de exposición con prevención de respuesta es enfrentarme al estimulo temido y gestionar la ansiedad que me genera el propio estimulo, por ejemplo: Un pensamiento obsesivo: ¿y si le hago daño a mi madre?, este pensamiento llegaría a la mente de la persona muy frecuente y recurrentemente, aquí aplicaríamos la técnica de terapia de exposición al pensamiento, para llevarla a cabo la el paciente se tumba con los ojos cerrados, guiamos al paciente para que piense de forma voluntaria, constate y frecuente y recurrentemente el pensamiento y si le hago daño a mi madre, al cabo de varios minutos y al repetirlo constatemente el paciente va a sentir ansiedad y malestar, esta ansiedad va a subir, se estabiliza, eso quiere decir que entra en una fase de meseta que ni sube ni baja, y después poco a poco va a ir disminuyendo hasta que lentamente desaparece, ¿que va a ocurrir? Que al realizar varias exposiciones ese pensamiento poco a poco va a perder su duración, intensidad y frecuencia y el afectado prácticamente va a dejar de sentir malestar por este pensamiento hasta que salga rápidamente de su mente.

La técnica de Terapia con Prevención de Respuesta forma parte del modelo Cognitivo Conductual, que a su vez, es el único modelo que ha demostrado eficacia terapéutica para el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo TOC.

Técnica de Terapia de Exposición en Imaginación

La técnica consiste en imaginarnos el estimulo temido, por ejemplo: un afectado de TOC de contaminación con rituales de limpieza, lo exponemos a la imagen para que se enfrente bien sea a pomo de una puerta, llave de la luz, mesa, silla, una prenda de vestir que considere contaminada, etc., que se imagine que lo está tocando físicamente, que sienta ese malestar, la ansiedad irá en aumento y, muy importante, que no haga ningún tipo de ritual para contrarrestar, ¿que va a ocurrir? Que al realizar varias exposiciones a la situación temida poco a poco va a perder su duración, intensidad y frecuencia y el afectado prácticamente va a dejar de sentir malestar por esta situación temida hasta que salga rápidamente de su mente.

La terapia de exposición en imaginación también valida y de gran utilidad para toc puro al exponerse a una situación temida de ser homosexual, a una situación temida de hacer daño, al impulso de hacer daño, etc.