TOC Homosexual PSINCO Psicólogo Alejandro Ibarra
TOC Homosexual PSINCO Psicólogo Alejandro Ibarra

Caso éxito TOC de Homosexualidad y TOC no especificado, (canciones)

Hola a todos.

Mi nombre es Víctor, y mi TOC empezó a aparecer cuando tenía 9 años.

Después de ver una película de miedo, en concreto la película Scream, por las noches me venían imágenes intrusivas acerca de el personaje principal de la película, un hombre con una máscara blanca. Cada noche me costaba mucho dormir porque tenía esas horribles imágenes en mi mente. Yo pensaba que eran pesadillas, y fui a mi primer psicólogo con 10 años.

Creo que no sabía nada del TOC, pues me dijo que efectivamente eran pesadillas. Seguí con esas imágenes cada noche hasta que tuve 15 años. Después, al apuntarme a un equipo de fútbol, antes de empezar los partidos, mi TOC me decía: si no ejecutas bien la primera acción, lo harás mal durante todo el partido. Yo no sabía ni lo que era el TOC, pues sentía una presión bastante grande antes de los partidos. No sabía porque me pasaba eso. Pregunté a mis compañeros de equipo y a nadie le pasaba eso.

Tuve que aguantarme durante dos años más esos pensamientos, hasta que cuando cumplí 18 años, recuerdo que estaba con mi ex novia en casa, y de repente me vino un pensamiento TOC que decía “y si soy Gay”? Recuerdo que me entró un ataque de ansiedad horrible, me puse a llorar rogando a Dios que me quitara ese pensamiento.

A partir de ese día, el 15 de Mayo de 2009, mi vida cambió para siempre. Dejé de salir con los amigos, lo dejé con mi novia, dejé de estudiar y de practicar mi deporte favorito, el fútbol. Me encerré en mi habitación durante 4 largos años. Perdí muchas amistades, me pasaba todo el día durmiendo para intentar que esos pensamientos no llegaran a mi mente. En esos 4 años, fui a 4 psicólogos diferentes. Uno le decía que efectivamente era gay y no lo reconocía, otro me decía que esos pensamientos llegaban por no tener figura paterna, pues mi padre se fue de casa cuando yo tenía 5 años. Otro me decía que era una depresión, y el otro me decía que no le hiciese caso a esos pensamientos. Nada funcionaba. Hasta que un día mirando por Internet vi un documento que explicaba lo que era el TOC Homosexual.

Ahí fue cuando vi la luz, pues el documento reflejaba exactamente lo que me pasaba. Entonces fui a un psiquiatra y me dijo que efectivamente tenía TOC. Me recetaron medicación pero no me servía casi de nada. Era ya el año 2015 y entonces fui a la Unidad de TOC especializada del Hospital de Bellvitge en Barcelona, España. Me realizaron unos test y efectivamente salió TOC No especificado. Me dieron otro tipo de medicación y ahí si que noté mucha mejoría, pero la duda de si era gay o no siempre me acababa atormentado. Fui recuperando mi vida poco a poco, realicé la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 años.

Pero cuando entré en la Universidad, al estar rodeado de gente de género masculino, mi TOC volvió con tanta fuerza que no me podía concentrar en nada, cada segundo del día tenía esos pensamientos de tinte homosexual, como por ejemplo, “que guapo”, ” Y si eres gay”?, “mira ese chico es muy guapo”, pensamientos que jamás se identificaban con lo que yo soy, pues las mujeres me fascinan. Y yo no entendía nada, otra vez a pasar por ese mismo calvario… Hasta que tuve que dejar de estudiar. Llegamos a 2019, y por suerte empecé a investigar sobre la EPR, en Internet todo el día, hasta que por suerte encontré unos videos de Alejandro Ibarra, en los que detallaba exactamente mi enfermedad. No lo dudé ni un segundo, me puse en contacto con él y en dos días ya tenia mi primera cita. La gente no suele confiar mucho durante las primeras citas, pero yo ya había visto documentos médicos en los que detallaban que la EPR junto con medicación (en mi caso) era lo único que funcionaba. Me puse en manos de una psicóloga de su equipo, y, os lo juro, en 5 meses esos pensamientos desaparecieron.

Era impresionante, podía volver a salir con los amigos, hacer deporte, estudiar, absolutamente todo. El problema fue que al cabo de 9 o 10 meses mi TOC mutó, ahora lo que me pasaba era que se me repetían canciones durante las 24 horas del día, desde que abría los ojos por la mañana hasta que me dormía por la noche. Volví a encerrarme en mi habitación, que es una compulsión llamada evitación. Volví a contactar con Alejandro, pues yo estaba seguro de que era TOC nuevamente. Me puse en manos de otra psicóloga de su equipo, y tras otros 6 o 7 meses de duro trabajo durante cada día, exposiciones tras exposiciones, poco a poco las canciones iban desapareciendo. Ese proceso se llama habituación. Ahora, aunque a veces viene alguna canción, no dura más de 5 minutos en mi mente, quizás 15 minutos, pero nada más. Estoy dado de alta, y se lo agradeceré eternamente tanto a Alejandro como a su equipo. Sin ellos jamás hubiese podido recuperarme al 85% como estoy ahora mismo.

Mi Consejo es que si pareces este tipo de enfermedad, ponte en manos de un especialista como Alejando, es la única forma de poder salir de ese agujero.

Un saludo a todos y muchísima fuerza. Víctor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *