Alejandro Ibarra

Cómo supere mi TOC

Testimonio de afectado de TOC supersticioso Mágico recuperado

El TOC me ha acompañado en gran parte de mi vida sin saber que era TOC al ser síntomas más leves creo que desde pequeño .. a la edad de 20 años empecé a notar que las obsesiones iban a más después a los 24 o 25 me encontraba algo mejor para volver a tener síntomas con 27 o 28 los cuales ya me han acompañado hasta mi edad actual que son 34 años.

En esta última etapa fue cuando empecé a investigar sobre los síntomas y descubrí el trastorno obsesivo compulsivo el cual encajaba en todos los aspectos con mis síntomas. En todos esos años he tenido TOC de diferentes tipos y nunca había recibido ayuda psicológica quizás por que siempre he pensado que lo tenía bajo control y que esas manías podía dejarlas de hacer cuando quisiera hasta que intentaba dejar de hacerlas y no era posible.

La cosa empeoró notablemente en los últimos 4 o 5 años, mi TOC tipo supersticioso mágico empezaba a limitarme necesitando muchas compulsiones motoras como tocar madera constantemente y en determinados sitios.. compulsiones cada vez más elaboradas que si que empezaban a hacerme perder mucho tiempo y me limitaban en muchos aspectos, por ejemplo yo practico ciclismo y el echo de salir de ruta suponía un sin fin de rituales o compulsiones que hacían casi inviable la práctica de este deporte, ni que decir tiene si se trataba de una carrera o en otras aficiones como tocar el piano ..

Si me equivoco en lo mínimo de una canción tenía que volver a tocarla una y otra ves porque si no podía pasar lo peor.. y así en muchos aspectos hasta tal punto de que la gente me lo notaba y es algo muy desagradable compulsionar sin poder evitarlo por ejemplo los compañeros de ciclismo me veían una y otra vez … también muchas compulsiones mentales hasta que hace un año y poco tuve un disparador que fue el nacimiento de mi hijo y ahí ya las compulsiones eran casi incontrolables, para entonces decidí ponerme las pilas a buscar ayuda e informar a mi pareja y familia más cercana de lo que me pasaba.

Para mi hay 3 puntos imprescindibles para superar el toc:

El primero detectar que es TOC ya que hay mucha gente que lo sufre sin saber o creyendo que está saliendo Loca, o que es depresión, ansiedad, etc.

El segundo sería acudir al lugar correcto porque no todos los profesionales de la salud mental tienen la formación específica que requiere este trastorno y el equipo de Alejandro Ibarra es uno de los pocos que hay por desgracia que están especializados en TOC.

El tercer punto sería poner toda la fuerza de voluntad y las ganas de luchar y superarlo que se pueda y más ya que los psicólogos en mi caso ha sido Lourdes que es una gran profesional te pondrán las herramientas adecuadas y te guían en el camino pero el paso lo tienes que dar tú como paciente. Nadie lo puede dar por ti y ellos no tienen una varita mágica, esto se consigue a base de trabajar con ellos aguantando el malestar y el sufrimiento que genera la EPR, saliendo cada vez mejor de las caídas y no rendirse nunca por ejemplo cuando hay un bajón no darlo todo por perdido y decir e vuelto a recaer.. estoy muy mal, etc., porque cuanto más abajo caigas más hay que subir luego y se puede gestionar mucho mejor para no dar lugar a eso os lo aseguro.

Esto es un entrenamiento mental que lleva su tiempo por lo tanto también hay que tener paciencia pero siempre alerta de no estancarse, con ese entrenamiento mental que va aumentando poco a poco cada vez será más fácil enfrentarse a cualquier exposición real.

En mi caso después de un año y 2 meses de terapia mis compulsiones motoras se han reducido prácticamente del todo y las mentales también han bajado muchísimo y siguen bajando pese a los altibajos, la vida así es otra completamente, puedo disfrutar de mi hijo de mi familia, amigos , salgo con la bici y no hago ni una compulsión, en mi trabajo que es otro gran disparador lo llevo muy bien, esto solo son ejemplos el TOC está presente en todos los aspectos de mi vida por lo tanto todo a cambiado a mejor. No obstante aún llega algún pensamiento intrusivo pero ahora los detecto como tal y se como gestionarlos sin dar respuesta alguna a los mismos.

Por último dar las gracias a mi psicóloga Lourdes y al equipo de Alejandro Ibarra, mucho ánimo a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *