Testimonio TOC AMOR-ROCD.

Hola 😀, soy una chica extremeña de 25 años.

Siempre me ha gustado leer el testimonio de personas y hoy soy yo la que lo escribe… ¡Qué emoción! Voy a contextualizar un poquito…

La ruptura de mi primera relación fue porque encontré a mi pareja en una red social de parejas y en la segunda relación una amiga me dijo que había visto también a este en esa misma red social lo que me hizo comenzar con pensamientos obsesivos, tanto que la relación duró 10 meses ya y yo todos los días me dedicaba a investigar por todos lados algo que me dijera si realmente esta segunda pareja estaba también en esa red social o no.

Esos 10 meses fueron de sufrimiento absoluto con pensamientos obsesivos sobre esto.

Me pasaba los días enteros llorando en la cama. Fui al médico de cabecera con muchísima vergüenza y su respuesta fue que tenía que confiar en mi pareja. Al final dejamos la relación por otro motivo pero para mi en verdad era un descanso.

Todo desapareció… Hasta que conocí a otro chico.

A los 4 meses de relación se me pasó un pensamiento por la cabeza, de desconfianza pero sin motivo, el cual me ha estado acompañando casi 4 años.

Volví a ir al médico y les dije que por favor que me mandasen al psicólogo que yo no sabía que me estaba pasando aunque ya si iba con alguna idea porque me pasaba horas y horas leyendo en Internet.

Me dieron cita por la ss a los 6 meses. Fui 3 veces a consulta. Yo cada vez estaba peor.

Con deciros que me hacían escribir los pensamientos que me venían a la cabeza, que cuando me viniese tuviera siempre una canción para cantar… Barbaridades que solo me hicieron empeorar.

Yo soy de una familia muy humilde económicamente pero necesitaba ayuda ya de alguien que supiese porque yo no podía seguir así.

Nunca se me pasó por la cabeza el suicidio pero ganas e ilusión por vivir tampoco tenía.

El 14 de Febrero de 2020 tuve mi primera consulta con el equipo del Psicólogo Alejandro Ibarra. Mi salvación. Con todas las letras que conlleva. Mi madre me dio la vida pero este equipo me ha enseñado a vivirla. Recibí mi alta hace un par de semanas y ahora el camino lo sigo yo sola pero con herramientas que facilitan la vida.

Somos unos luchadores que luchan en silencio, y sé lo que duele. Muchísimo ánimo a todos ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *