Me llamo Mariola, tengo 44 años.
Escribo estas líneas, principalmente para ayudar a los que estáis empezando este proceso y para dar las gracias al equipo de Alejandro Ibarra. En particular a Vanesa la psicóloga que me ha ayudado y acompañado en el camino. Y en lo personal, a mi pareja, que sin su ayuda y comprensión no habría sido posible enfrentarme a esta dificultad.

Creo que el TOC de amor / relacional me ha acompañado toda la vida, pero he sido más consciente del problema que tenía en los momentos en los que me encontraba en pareja. No sabía que me pasaba y porque me ocurría. Sentía que no era normal y lo achacaba a mi forma de ser. Muy exigente, insegura, con carencias emocionales… Le daba, o le doy mejor dicho, a todo muchas vueltas en la cabeza… Lo que ahora sé que se llama rumiaciones. Siempre que estaba en pareja me surgían las dudas, la incertidumbre, el miedo al fracaso, etc… Todo ello me llevaba a situaciones de estrés, ansiedad y malestar. En varias ocasiones pedí ayuda psicológica pero sentía que no me ayudaba.

Hace un año conocí a mi pareja. A los pocos meses empecé a tener pensamientos y compulsiones relacionadas con mis sentimientos, hasta el punto de sufrir ansiedad y querer dejarlo. No lo dejé porque mi corazón me decía que no, aunque mi cuerpo y mi cabeza me decían lo contrario. ¡¡ Una auténtica pesadilla!!

Las respuestas a tantas dudas las intentaba buscar en Internet. Error!! Compulsiones y más compulsiones. Ya no me concentraba ni en el trabajo, ni en nada. Me encontraba siempre mal. Mi cabeza estaba siempre ocupada por esos pensamientos.

Recuerdo que se lo conté a mi pareja y decidí pedir ayuda. Fui a una psicóloga y salí de la primera sesión hecha polvo…. Me dijo que si tenía dudas de estar con mi pareja, me tendría que plantear dejarla. Recuerdo que pensé… “pues vaya ayuda”… Por supuesto, no volví más a esa consulta.
Por suerte, un día compulsionando en Internet vi el testimonio de un chico afectado de TOC de amor. En ese momento tuve una revelación y vi un rallito de luz. Me identifiqué totalmente con él. Seguidamente, me saltó un video de Alejandro Ibarra explicando lo que era el TOC de amor.

Ahí supe lo que me ocurría y comprendí todo lo que me había ocurrido hasta ese momento. Todas las piezas de mi vida encajaban como en un puzle. Enseguida me puse en contacto con él, me llamó y me asignó a una Vanesa de su equipo de PSINCO Alejandro Ibarra, mi salvación, jijiji.

He de decir, que poner nombre a mi trastorno, redujo muchísimo mis compulsiones, rumiaciones y ansiedad. Ya sabía lo que me estaba pasando y tenía tratamiento. Lo mismo que a mí le ocurría a muchísima gente. Ya no me sentía una extraterrestre!! Y a partir de ahí empezamos a trabajar con la EPR.

Al principio, me ayudo muchísimo los testimonios de las personas que habían pasado por lo mismo y lo habían superado. Los leía y releia y me daba fuerzas y esperanza. He estado meses trabajando con ella en la EPR.

Me explicó muy bien el mecanismo. Empecé a eliminar por completo las compulsiones de buscar por Internet y a retener los pensamientos intrusivos en mi cabeza intentando no compulsionar. Pronto vi que iba mejorando. Sí es cierto, que cuanto más mejoraba, más me costaba hacer la EPR. Es lógico, me encontraba mejor y no me apetecía pasar por el malestar. Pero es parte del proceso y hay que hacerlo. Y a esto creo que mi defecto / virtud de gran sentido del compromiso me ha ayudado bastante.

Y ahora, tras meses de trabajo, siento que me encuentro al 90% de mi recuperación. El 10% que falta pienso que será el margen que doy a esos días en los que aún aparecen esos pensamientos, se quedan un rato ahí rumiando, y como no obtienen mucha respuesta, se van sin ocasionar mucho malestar. Y sólo para recordarme que TOC está ahí.

Sé que por mi forma de ser tiendo a dar vueltas a todo… problemas, miedos, situaciones, trabajo, etc… Por ello, sé que tendré que seguir utilizando, en muchos momentos de mi vida, las herramientas que me han proporcionado.

Gracias! Me gustaría decirte lo contrario…. Peeeero…. Me acompañaras en todos los momentos difíciles!!

En fin, espero que estos testimonios, de los que estamos casi al final, den fuerza y confianza a los que estáis al principio del camino.
Muchas gracias!!
Ánimo 💪🏼

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *