Cuando decidí ponerme en contacto con el psicólogo Alejandro Ibarra llevaba meses sufriendo las consecuencias del TOC, pensamientos intrusivos sobre la muerte me asaltaban y atormentaban elevando mis cotas de angustia hasta plantearme solicitar la baja laboral o incluso cancelar un gran viaje a África que llevaba meses preparando.

Alejandro me asignó a su compañera Emilia, a la que agradeceré toda mi vida su atención, cariño y dedicación, y comenzó mi terapia.

La EPR (exposición con prevención de respuesta), rápidamente surtió efecto y en pocos meses la mejoría fue notable, tanto que conseguí quedarme embarazada, hecho que prueba que mi estado de salud tanto mental como físico es óptimo.

Continuamos la terapia combinando la EPR con Gestión del pensamiento y a día de hoy ya me han dado el alta.

Espero el nacimiento inminente de mi bebé con mucha ilusión sintiéndome recuperada y preparada para afrontar cualquier recaída, ya que Emilia y sus compañeros/as te otorgan herramientas para gestionar de manera autónoma cualquier crisis relacionada con este problema.

Quisiera, una vez más, agradecer a Emilia, Alejandro y todo su equipo de profesionales la labor que desempeñan y animar a todas las personas que sufren las consecuencias de este trastorno a llevar a cabo esta terapia, puesto que con constancia y tesón recobrarse y tener una vida plena es posible.

Mucho ánimo a todas las personas afectadas en proceso de recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *