Testimonio de afectado recuperado de TOC Puro con terapia vía online

TOC Puro
TOC Puro

He pasado por un proceso de TOC puro que me ha durado 8 años.

Creo que el problema cuando el TOC es a nivel mental (obsesiones más rumiaciones, todo mental) la gente no lo identifica como un posible TOC.

Por eso creo que cuando solo se manifiesta a nivel mental debería llamarse de otra manera. Por ejemplo, TOR (TRASTORNO OBSESIVO RUMIADOR) O algo así porque creo que mucha gente como yo que padece un TOC puro no sabe que lo tiene porque en la cultura popular creemos que sólo existe el TOC mágico, orden y simetría o el de limpieza porque son los que vemos en el cine y las series.

Si tuviera otro nombre creo que ayudaría a visibilizar el problema. Realmente, cualquier persona que esté travado, bloqueado o rayado con algo como se dice vulgarmente puede estar sufriendo un TOC puro sin saberlo. Sobre todo si le dura mucho tiempo (años) y genera mal estar. Hay una serie nueva que se llama Pure en filmin, y creo que es buena porque ayuda visibilizar el problema de los puros.

Bueno como paciente de Vanesa tengo que decir que tiene cura. Se supera el TOC.

Lo que pasa es que la mayoría de psicólogos no saben tratarlo. Con Vanesa que ha sido mi psicóloga y el equipo de Alejandro Ibarra se supera.

Es un truco que le daría a alguien que buscase tratamiento para cualquier problema de la mente que quisiera arreglar. Qué busque un especialista. No un psicólogo genérico, siempre un experto. De verdad ha funcionado.

Cuando todo empezó en 2012 no estaba el canal de YouTube de Alejandro y no tenía a mano ningún experto. Tuve que acudir a los psicólogos genéricos, el primero me dijo que con lo que estaba pensando lo deseable era quitarse la vida (No fui más) y lo único que me dijo es que utilizará un elástico para parar los malos pensamientos (Ojo, no funciona y agrava el problema) como me dijo lo del suicidio no fui más. Luego fui a otro que me trato mejor y es muy buena persona, pero la técnica que me dio no acababa de ser eficaz y agravaba el problema.

No lo culpo porque me dijo lo que le explican a todos los psicólogos en la universidad. No funciona. Se me agravó y venían más. No duraban mucho pero venían más.

Lo que hice durante esos 8 años incansablemente era tratar de parar el pensamiento y reformularlo (esto es rumiar) con otro pensamiento. Me lo dijo así y yo lo hice y no terminó de funcionar y venía más.

Durante esos 8 años tenía la intuición de que tenía que haberlo hecho al revés y dejarlo ir. Y era lo que hacía con otros pensamientos que según mi moral deberían de ser igual de fuertes en mi. Y casualmente no venían más o venían más debilitados. Yo con el otro pensamiento no quería hacerlo mal. Lo traté con la técnica que me dijo el psicólogo y se mantuvo. No funcionó.

Básicamente evitar pensar algo hace que te venga más. Y eso también nos ocurre por un error conceptual: la mente no es un ordenador del que borro pensamientos malos como archivos de Word. No funciona así. Se asemeja más a un circuito y los pensamientos distorsionados hay que hacerlos circular como a los demás. Y así no vendrán más o vendrán más débiles. Puede parecer contraintuitivo, pero es así.

Además, creo que en la adolescencia quise llevar la religión cristiana muy a rajatabla y eso me formó la base para desarrollarlo en mi veintena este problema. Y que me haya alejado no quiere decir que no crea en Dios, pero también está claro que sí te están martillando con que pensar mal es un pecado: «no tendrás pensamientos impuros» consiguen que no quieres tener esos pensamientos y también hace que te vengan más. Ojo con la religión también.

Bueno que si os quedáis con Alejandro y su equipo lo vais a superar. Haced deporte y llevad una vida sana. A mi como a los demás me ha servido también. Así que buena suerte a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *