Testimonio de afectado recuperado de TOC de Homosexualidad con terapia vía online desde Granada

TOC Puro Psicólogo Alejandro Ibarra
TOC Puro Psicólogo Alejandro Ibarra

¡Buenas! Me llamo Gadiel, soy un chico joven y sinceramente, no sé ni cómo empezar esto porque tampoco creí poder llegar a este punto. Mi historia con el TOC comenzó en mayo de 2020. Mucha gente sabe con exactitud el pensamiento, el día o el momento en les empieza todo este calvario pero en mi caso no es así. Simplemente recuerdo un día, a mediados de mayo del 2020, me desperté y no podía parar de pensar en la posibilidad de que mi orientación sexual haya cambiado.

Siempre me encontré cómodo con mi orientación sexual, en mi caso heterosexual. De hecho, cuando empezó esto, estaba conociendo a una chica maravillosa con la que iba todo bien pese a la pandemia y la distancia pero de pronto, tener pensamientos recurrentes sobre «y si en realidad no me gustan las mujeres?» «Y si simplemente estoy fingiendo y mis reacciones con ellas no son sinceras?» «Y si esta chica no me gusta tanto porque realmente soy homosexual?». ¿Qué os voy a contar a las personas que padecen lo mismo que yo? Es un sinfín de dudas que solo producen ansiedad sin dejarte ni un pequeño descanso.

Podría tirarme horas y horas de todo el proceso por el que pasé, entrando en muchos detalles pero, pese a que creo que estos testimonios son necesarios para poder concienciar y esperanzar a gente con TOC, sea del tipo que sea, entrar en muchos detalles quizás podría ayudar a reasegurar y ahí es dónde quiero entrar. En mis búsquedas por internet sobre lo que me estaba pasando, encontré el canal de YouTube de Alejandro Ibarra y no voy a mentir si digo que nada más ver lo que decía, me sentía muy identificado con los posibles síntomas y al principio alegría pero luego empecé a sentir cierta desconfianza, esa desconfianza que te produce el mismo TOC al hacerte pensar que no es eso. Puedes tener mil pruebas de que sí es TOC o que, en mi caso por ejemplo, no eres homosexual o bisexual que nunca van a ser suficientes, siempre tu cabeza te va a jugar en tu contra.

Pese a haber encontrado vídeos de Alejandro y sentir que podría ser eso, todavía no me puse en contacto con él, me puse en contacto con mi anterior psicóloga, la cual me ayudó mucho en su momento pero ella no estaba formada con el TOC, por tanto no sabía cómo lidiar con él. Pasaron los meses y solo empeoraba y empeoraba, no había día que no tuviese ansiedad, llegué a tener una depresión que me hizo pensar que era mejor dejarlo todo. Por suerte saqué fuerzas para poder ponerme en contacto con Alejandro y su equipo. Se me diagnosticó TOC por primera vez y a partir de ahí se empezó a trabajar.

Acabamos dando en el clavo cuando me asignó a Vanesa, a la cual solo puedo agradecer una y mil veces por la labor que hace, ya no solo conmigo, sino con el resto de pacientes que ella también tiene. En mi caso, enfrentarme a la EPR no fue tan duro como pude llegar a pensar pero eso siempre va a depender de cada persona. Y por supuesto que tampoco que implica que no sea MUY IMPORTANTE hacerlas. Yo pude notar una ligera mejoría desde el primer día que la hice. Es un trabajo de constancia y de ser consciente de cuál debe ser el objetivo sabiendo que habrá altibajos, cómo en cualquier proceso de recuperación.

Puedo decir que ahora estoy cerca de mi alta y pese a no ser la persona que era antes de todo esto, me siento preparado para poder empezar de nuevo y no ser la persona de antes, eso ya pasó, sino ser una persona mejor. Ahora sé que puedo contar con Vanesa y ella me ha dado las pautas en este tiempo para poder empezar a enfrentarme al día a día sin miedo.

Muchas gracias a Vanesa por todo su labor y, ¡muchísimo ánimo a todas esas personas con TOC! El camino es duro, muy duro pero se puede salir adelante más reforzados que antes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *