TOC Amor Relacional Psicólogo Alejandro Ibarra
TOC Amor Relacional Psicólogo Alejandro Ibarra

Testimonio afectado recuperado de TOC Amor – Relacional con terapia vía online

Muy buenas, mi nombre es Víctor, tengo 18 años y voy a explicaros mi proceso de recuperación del TOC. (TOC relacional)

Todo empezó el verano del 2020, cuando estuve en casa de mi pareja, solos una tarde/noche. Me sentí extraño, como que me aburría y no quería estar ahí, algo que puede pasar y no es nada malo. Pero cuando volví a mi casa, de camino, me empezaron a venir dudas y pensamientos intrusivos sobre que ya no me gustaba mi pareja y por eso no quería estar en casa con ella.

Esto me generó muchísima ansiedad, no podía casi dormir y me pasaba el día pensando en esto, mi cabeza no paraba de decirme que no podía estar con ella, que no me gustaba y que nunca me gustó.

Empecé a compulsionar buscando en internet: cómo saber si te gusta tu pareja, y cosas de este estilo. (Fue lo peor que pude hacer).

Me afectó muchísimo, me costaba quedar con amigos y hacer las cosas que me gustaban. Y cuando quedaba con ella siempre tenía ansiedad.

Fue así como busqué ayuda y fui a una psicóloga la cual no entendía lo que me pasaba, me decía: ¿Y qué hay de malo en que no te guste?

Claro, yo sabía que me gustaba mi pareja pero tenía pensamientos intrusivos que me decían lo contrario, hasta que mi primera psicóloga me dijo: yo creo que no te gusta. Y decidí no volver más.

Yo ya empezaba a sospechar que tenía TOC, debido a que mi madre lo tiene, y yo desde pequeño he tenido una conducta típica de TOC (no parar de revisar cosas y tener limitaciones por culpa de tener que hacer compulsiones como tocar una madera 3 veces o cosas así).

Me puse a investigar por internet sobre el TOC, y me sentí identificado con el TOC relacional. De esta manera encontré el canal de YouTube de Alejandro Ibarra, y decidí contactar con él para pedir cita.

Me presentó a Vanesa, una chica que me ayudó desde el primer día, y me dijo que sí, que tenía TOC. Me explicó conductas típicas del TOC y me sentí identificado, y de esta manera empezamos a trabajar.

Tuve una recuperación con ella muy rápida, en pocos meses el TOC pasó a un segundo y tercer plano, hasta que hace unas semanas me dio el alta.

Las consultas eran muy agradables y me sentía muy comprendido por ella, cosa que valoro mucho ya que casi nadie entendía que me pasaba.

A día de hoy, ya casi no me afecta el TOC, de vez en cuando tengo algún encuentro, pero se cómo gestionarlo gracias a Vanesa.

¡El TOC ya no me limita y puedo tener una vida normal!

(Desde que empezó el TOC relacional hasta ahora, ha pasado un año y medio más o menos, quiero recalcar esto porque la recuperación es lenta y se debe tener mucha paciencia, no te recuperarás de un día para otro.)

¡Muchas gracias al equipo de Alejandro Ibarra, y Vanesa!❤❤