Testimonio de afectada recuperada con TOC de falsa memoria con terapia vía online

Tengo 33 años y he sufrido trastorno obsesivo desde pequeña.

No fui consciente ni diagnosticada de TOC hasta los 23 años, a raíz de un acontecimiento muy desagradable que se desencadenó en mi vida en ese momento.

En aquella ocasión pensé que no podría con el TOC (no sabía que era lo que me ocurría, ni por qué, ni que hacer).

En aquél entonces salí con ayuda de la medicación que me recetó el psiquiatra y del apoyo de mi familia y amigos. El primer gran calvario duró aproximadamente 6 meses, los 3 primeros, infinitos.

Tras mi primera recuperación, pasaron 6 años hasta mi segunda crisis grave, el pasado mes de noviembre.

Volví al psiquiatra que me diagnosticó y trató en la primera ocasión y tras dos sesiones y ver que iba cuesta abajo, volvió a mandarme la medicación.

Yo era muy consciente de lo que me pasaba y de que la medicación no iba a resolver del todo el problema, al menos no a largo plazo, por lo que comencé a recopilar información a través de artículos de psicólogos expertos en TOC, videos, testimonios y conocí a Alejandro Ibarra.

Aunque al principio yo no creía mucho en el método pues me parecía sencillo para que lograra resultados «milagrosos» lo cierto es que ayuda y a pesar de que cuando empecé la terapia con Vanessa yo ya estaba saliendo de mi crisis, me ayudó mucho el conocerle a ella y a saber que dispongo de herramientas a mí alcance para poder controlar el problema.

A pesar de que con Vanessa solo he estado dos o tres meses, he quedado encantada con su profesionalidad, su cercanía y su completa disposición para darme apoyo en cualquier momento. Puede que el TOC sea crónico y puede que no llegue a desaparecer nunca ,pero se puede controlar y se puede vivir con el.

Sé que hay personas que a penas sufren crisis, otra que las sufren a menudo y otras que no han vuelto a sufrirlas pero debes tener claro que PUEDES CON EL, al principio tendrás dudas pero no dejes que puedan contigo, porque somos muchos los que estamos o hemos estado como tú y con un poco de ayuda y ganas, hemos recuperado nuestra calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *