Testimonio de afectada recuperada con TOC Amor – Relacional con terapia vía online

Psicólogo Alejandro Ibarra TOC Amor
Psicólogo Alejandro Ibarra TOC Amor

Buenos días, mi nombre es Sole, tengo 42 años y soy de Barcelona.

Desde la adolescencia he tenido la sensación que no sabía gestionar las relaciones con las personas de sexo contrario, me volvía esquiva, evitaba relacionarme o si era necesaria la relación era una chica borde.

Pasaron los años de instituto y en la universidad cuando empezaron los pensamientos intrusivos de relación. De repente, pese a estar con mi pareja feliz, de un día a otro empecé a dudar y pensar que cualquier compañero agradable iba a ser una atracción para mí y eso me hacía pensar que era una persona mala.

Empecé a buscar libros de autoayuda, a hacer rituales mentales de frase de aceptación y se volvió bastante agobiante, no podía seguir mis clases de música con claridad, ni seguir conversaciones, ni películas… Nada que el que esté leyendo esto no entienda. Empecé terapia cognitivo conductual y a medicarme después de visitar una psiquiatra privada que me diagnóstico TOC. Con la medicación bajaron los pensamientos intrusivos y yo seguía pasando la vida afrontando mis miedos a relacionarme con otras personas del sexo contrario, incluso llegué a no querer ver la tele o revistas si salían chicos.

Pasaron los años, más o menos estable y llevaderos, y me quedé embarazada de mi primer hijo. Un niño deseado, hasta que en el 3r trimestre volvió la pesadilla. Dudaba hasta de si yo quería ser madre, fue la etapa más horrible de mi TOC, tenía 27 años. Nació el bebé, tuve que dejar de dar pecho porque estaba fatal. Fue de urgencias al hospital en el posparto y el psiquiatra me volvió a decir que tenía un TOC Puro Severo.

Empezó nuevamente la medicación hasta día de hoy que han pasado 14 años. Tuve un segundo hijo sin dejar la medicación. Más o menos los pensamientos intrusivos venían y se iban según épocas, estrés… Pero los hijos me hacen seguir siempre luchando. Este año de repente me sentí que necesitaba mejorar mi calidad de vida y buscando por internet en un momento del TOC un poco intenso apareció el equipo de Alejandro en mi pantalla. Fue como un alivio ver profesionales especializados en este trastorno.

Me puse en contacto y amablemente en seguida empecé a trabajar con Vanesa que recuerdo que me dijo Solé si estás en un 7 en tu vida, claro que tienes derecho a estar en el 9. Pensé pues sí quiero recuperarme mejor. Durante mi vida he hecho otras terapias, energías, reiky, psicoanalisis, pero la EPR que me ha ofrecido Vanessa ha sido un maravilloso descubrimiento. He estado pocos meses de tratamiento porque el TOC no era severo como para invalidarme pero ha sido un avance en mi vida.

Siento que tengo nuevas herramientas incluso para anticiparme al TOC y decirle eh que ahora yo lo controlo no tu. Deseo de corazón que los que leéis esto sigáis luchando. Somos campeones por luchar diariamente. La gente dice yo me volvería loco… Pues si pero demostramos que hay que seguir y se consigue mejora. Un abrazo fuerte compañeros de batalla y ánimos.

Abrazos virtuales 🥰💪🏻

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *